El agua clorada de la piscina mata el virus COVID